fbpx ...

Mi campaña de marketing digital salió mal, ¿y ahora qué?

Introduction

No soy ajeno a las campañas de marketing digital que salen mal. Hay muchas cosas que pueden salir mal, desde descubrir que un competidor está haciendo algo mejor que tú hasta que tu lista de correo electrónico sea hackeada por alguien que no quiere lo mejor para tu negocio. Por suerte, hay algunas medidas que puedes tomar para mitigar estas situaciones y asegurarte de que puedes recuperarte rápidamente.

Realizar el control de daños

Ahora que ha identificado el error, es el momento de corregirlo. Pero antes de hacerlo, pregúntese: ¿Hay algo que pueda hacer ahora mismo para “recuperarme” de este error?

Por ejemplo, digamos que tu vídeo se subió con un mal balance de sonido y el volumen es demasiado bajo. Este problema puede solucionarse volviendo a subir el vídeo y asegurándose de que alguien lo revise antes de volver a publicarlo (esta vez con el audio adecuado).

Si no hay nada que puedas hacer inmediatamente, asegúrate de que cuando vuelvas a revisar tu flujo de trabajo para solucionar el error, tengas un plan para prevenir cualquier ocurrencia futura de este problema. No esperes a que algo vuelva a salir mal: sólo te costará más tiempo y dinero arreglarlo que si hubieras abordado el problema desde el principio.

Hacer una lista de errores

Al hacer una lista de errores, es importante tener en cuenta que no todos los errores se cometieron a propósito. Por ejemplo, si tu cliente introdujo incorrectamente su dirección de correo electrónico al registrarse para recibir actualizaciones de tu empresa, no es algo que se haya hecho a propósito. Sin embargo, si le enviaste un correo electrónico sobre un producto que no quería y luego no volviste a contactar con él (incluso cuando respondió), entonces esto fue algo que se hizo a propósito.

Aparte de los tipos de errores anteriores (que se cometieron accidentalmente), aquí hay otros problemas comunes que pueden hacer fracasar las campañas de marketing digital:

  • No tener suficientes datos al inicio de una campaña de correo electrónico -por ejemplo, tal vez su lista tiene demasiada gente que ya no está interesada en lo que tiene que ofrecer. Tienes que asegurarte de que cada persona que recibe tus mensajes está realmente interesada en lo que es.

Cambiar la marca

Si cree que necesita un cambio de imagen de marca, el proceso puede ser complicado. Pero no se preocupe: le cubrimos las espaldas. Lo primero es lo primero: hay que tomar algunas decisiones antes de empezar con cualquier otra cosa.

¿Qué tipo de cambio de marca quiere? ¿Será más una evolución que una revolución? ¿Cuánto costará (tanto en tiempo como en dinero)? ¿Este proyecto requerirá nuevos contenidos que deban desarrollarse desde cero? ¿O podemos modificar lo que ya tenemos? ¿Cuánto tiempo pensamos mantener la antigua marca intacta mientras la nueva echa raíces? Todas estas son preguntas importantes que deben responderse antes de seguir adelante con cualquier tipo de campaña o iniciativa de cambio de marca.

No repitas los mismos errores, sigue adelante con las lecciones aprendidas

La campaña de marketing digital es un proceso, no un evento. Es importante verla como tal, porque al hacerlo podrá evitar cometer los mismos errores en el futuro. Para ello, debe estar dispuesto a aprender de lo que salió mal y avanzar con ese conocimiento en mente.

Por ejemplo: No puede esperar que su estrategia de SEO funcione si no hay palabras clave en su sitio web o en las publicaciones del blog que se relacionen directamente con la marca y el mensaje de su negocio. Si este es el caso, no pierdas el tiempo y sigue por ese camino, ¡no tiene sentido hacer más de lo que no funciona! En lugar de eso, prueba a hacer algo diferente, como escribir artículos sobre temas relacionados directamente con tus objetivos o crear contenido en las redes sociales que promueva esos mismos temas a través de acciones (y enlaces).

Conclusion

Lo importante es recordar que las campañas de marketing digital nunca son perfectas. Siempre habrá errores, pero lo más importante es cómo los manejas. No dejes que los fracasos te impidan volver a intentarlo una y otra vez hasta que hagas las cosas bien.

Compartir Facebook
Compartir Twitter
CompartirLinkdin
Compartir Pinterest